Benedict Cumberbatch: Conduciendo sobre el hielo en Finlandia.

Home  >>  Benedict Cumberbatch  >>  Benedict Cumberbatch: Conduciendo sobre el hielo en Finlandia.

Benedict Cumberbatch: Conduciendo sobre el hielo en Finlandia.

2
Abr,2014

0

Benedict Cumberbatch deja atrás su característico abrigo de detective por ropa térmica para atreverse a desafiar la muerte mientras maneja sobre el hielo en el círculo ártico. Gavin Green se junta a él.

El lago congelado sobre el cual estamos parados, nos habla. Es una voz gimiendo, chirriante voz, casi de dolor, desde lo profundo en el abismo de hielo. ‘Escucha eso’, dice Benedict Cumberbatch, vestido en una gruesa chaqueta con cuello de piel, overol negro, bufanda  de punto grueso color azul, grandes botas para la nieve, guantes densos y gorro de lana. Parece más Scott de la Antártica que Sherlock Holmes de Baker Street. ‘Suena absolutamente mágico’, dice, concentrándose mucho en el sonido del hielo gimiendo bajo nuestros pies, alrededor nuestro. No hay otro sonido. Es demasiado frío para los pájaros o la gente o los animales, demasiado aislado para el tráfico.

‘¿Asumo que el hielo es bastante sólido?’ pregunta Benedict, articulando lo que todos estamos pensando. Estamos a punto de viajar alrededor de este lago congelado en un tipo de carro deportivo de la marca Jaguar y nadie quiere convertirse en un submarino clase F. ‘Bastante sólido’ dice nuestro instructor Finlandés, Tomi. Nos muestra un artilugio que mide el grosor del hielo. ‘Es de 35 cm.’ Dice, tranquilizadoramente. (Eso es poco más de 1 pie.) ‘Aunque tal vez menos grueso en algunos lugares (una postdata que no ayudaba en nada.)

Estamos en el Sur del centro de Finlandia, formando parte de un curso de manejo invernal de Jaguar. Junto a mí está probablemente la más grande estrella Británica de TV o de cine desde Anthony Hopkins hizo a Hannibal un caníbal o que Colin Firth desempeñó su tartamudeo real. En exceso, 16 millones de Británicos han visto a Benedict reaparecer como Sherlock Holmes para su tercera temporada en BBC1, convirtiéndolo en el más visto –y ciertamente el más amado- drama televisivo británico en más de una década.

Él es alto (6 pies, 1.83 m), totalmente hétero, 37 años recién cumplidos, delgado (aunque tratando de ganar músculo para su siguiente papel como mercenario en Blood Mountain), tiene un cutis libre de imperfecciones y sin vello, ojos color azul hielo y cabello peinado hacia atrás color castaño rojizo – el cual fue teñido color negro para Sherlock, rubio para Julian Assange en The Fifth Estate.

Fue Sherlock, por supuesto, lo que lo convirtió en estrella. Desde esa primera temporada en 2010, no ha tenido descanso. “He actuado a tantos personajes tan rápido”, me dice. ‘Tuve un fin de semana feriado (ajetreado) para transferirme de Sherlock Holmes a Christopher Tietjens [para Parade’s End].’

Él admite que ha ido de ‘actor anónimo’ a ‘aparentemente, un sex symbol –aunque es un poco misterioso el por qué pues mi cara no ha cambiado mucho durante los diez años que he estado en el negocio’. Es incluso responsable por una nueva palabra: Cumberbitch. (Definición del Urban Dictionary: ‘Cualquier mujer que tiene una profunda fascinación por el maravilloso, hermoso y talentoso actor Inglés, tanto en el escenario como en la pantalla, Benedict Cumberbatch ‘.) Mientras, @cumberbitches es uno de los más grandes grupos de fans en las redes sociales, con más de 123,000 seguidores en Twitter*, describiéndose a sí mismas como ‘la más gloriosa y elusiva sociedad para la apreciación de la bomba sexy de pómulos altos y ojos azules que es Benedict Timothy Carlton Cumberbatch’.

No hay Cumberbitches alrededor hoy día. Hace demasiado frío para ellas, o para cualquier otra persona. Está a -7°C afuera en este lago congelado y el frío se siente amargamente, hasta los huesos. Tomi dice que no hace frío. ‘La semana pasada hizo -24. Esto es templado para Febrero.’

Tomi dice que cuando es -24 no puedes tocar nada metálico con las manos desnudas –así que no tocar un carro con tus manos, no tocar el visor de la cámara con tus párpados. Si no, dejarás tu piel detrás. Benedict parece algo preocupado por eso. Supongo que no tener párpados no se vería bien en un actor. Él nos dice que se tropezó recientemente mientras trotaba en el parque de Hampstead Heath y, cuando cayó, pensó que iba a golpearse la cara. Su siguiente pensamiento fue para Steven Moffat, el co-creador de Sherlock, quien, ‘no habría estado impresionado’.

El sol –abrazando el horizonte, a pesar de que es temprano por la tarde- ha salido de detrás de las nubes. Es la primera vez que lo vemos. Hasta ahora ha sido una luz invernal plana, suave y gris, como la que ves en dramas crimínales Escandinavos como The Bridge y The Killing. De pronto ese gran lago, cubierto en nieve fresca, rodeado de pinos y abedules espolvoreados con blanco, brilla bajo el solo brillante de invierno.

Es hora de conducir un auto de carreras. Esa es la gran atracción de Vivo sobre el Hielo, un curso de manejo invernal de la marca Jaguar, abierto para todos. Tienes la oportunidad de manejar poderosos autos deportivos sobre un lago congelado (en esta ocasión, cerca del pueblo Finlandés de Hämeenlinna), instruídos por antiguos campeones de carrera Finlandeses. Benedict es embajador de la marca Jaguar y, de regreso en Londres, maneja un auto deportivo XKR negro brillante. En el curso Vivo sobre el Hielo, también conduces Ski-Doos (motos para la nieve) y trineos tirados por perros. (Benedict ama los perros aunque dice que está demasiado ocupado como para tener uno. Antes de salir en trineo, está a cuatro patas sobre la nieve haciéndole cosquillas en la barriga a un perro, su nuevo mejor amigo.)

Sobre el lago helado, manejando un carro rápido, Benedict aplica para sí mismo la misma concentración que es habitual en Sherlock mientras resuelve el misterio de un asesinato. ‘Yo sí me tomó en serio los retos’, él admite. Tomi y la antigua campeona finlandesa de rally, Minna (‘Ella es la más rápida piloto por aquí’, dice Tomi) le muestran cómo girar, cómo frenar y cómo acelerar, para hacer que el Jaguar baile sobre el hielo.

Su entusiasmo y determinación son tan claros que brillan en la luz ártica. Al principio, él da vueltas (todos lo hacemos). Luego, después de algo de práctica, acelera y hace piruetas alrededor del lago congelado Finlandés, más Senna que Sherlock.

La intensidad de Cumberbatch no viene como una sorpresa. Tienes que ser comprometido y enfocado (como un láser), supongo, si vas a transformarte de Sherlock Holmes a Stephen Hawking, de Vincent van Gogh a Julian Assange, de Frankenstein y  el monstruo a Smaug el Dragón. Él ha sido un aristocrático oficial de la Armada en la I Guerra Mundial (en Parade’s End y War Horse — él dice que tiene la rostro para ello), un agente secreto (en Tinker Tailor Soldier Spy), un dueño de esclavos (12 Years a Slave) y un archivillano de Star Trek. Él ha sido Pitt el Joven y el Joven Rumpole. Incluso ha estado en Sesame Street — una de las cosas más divertidas que he hecho jamás’.

En la vida real, a él le han robado el auto y ha enseñado en un monasterio Tibetano. Y ahora está en Finlandia, manejando autos deportivos rápidamente sobre el hielo. Él me dice, sobre ese lago congelado, que trata de aprovechar ‘todas las riquezas de la vida’ y que le gustan los deportes temerarios: ‘No soy un tipo de hombre macho alfa masculino pero sí me gusta vivir un poco a la vanguardia. Me gusta saltar en paracaídas, hacer snowboarding, hacer kite surfing y montar una motocicleta en Londres.’

Cuando nos conocimos por primera vez, el día anterior, en el aeropuerto de Heathrow, al comienzo de nuestra aventura de dos días. Él me dice que el único país Nórdico que ha visito es Islandia ‘La cual amé –es como la puerta a otro mundo’. Él comenta, ‘Me encanta el clima frío pero jamás he conducido sobre un lago congelado antes. Suena increíble’.

Su más grande reto conduciendo hasta la fecha fue en Top Gear. Él participó en el segmento de Un Auto a Precio Razonable, en el cual celebridades dan vueltas en la pista de entrenamiento lo más rápido que puedan en un auto de bajo costo. Él practicó más tiempo que cualquiera. Al final, se decepcionó de su desempeño, al cual describe como ‘regular’, y lo resume todo –él fue séptimo de 13, más rápido que Charles Dance y Ron Howard pero más lento que Susan Boyle, Jimmy Carr y Hugh Jackman. Es probablemente la única falla, en la pantalla, para Cumberbatch. Él está decidido a tener una segunda oportunidad.

En el camino del aeropuerto de Helsinki a Hämeenlinna, nos detenemos en un café al lado de la carretera el cual me recuerda a una cafetería Americana con la excepción de que las mesas eran de madera de verdad, la comida es mejor y las bebidas son mucho más caras. Benedict me dice que obtuvo el papel de Sherlock después de que los productores lo vieran en Atonement haciendo de Paul Marshall, ‘Un chocolatero millonario, violador y pedófilo. Él es el personaje más obscuro que he interpretado’ ¿Y el más difícil? El fundador de WikiLeaks, Julian Assange. ‘Hay cierta ambigüedad moral ahí. Además, él no me permitía conocerlo en persona a pesar de que teníamos una relación por e-mail y trataba de obtener su perspectiva.’ ¿El personaje que más te gustaría interpretar? ‘David Bowie.’

Al día siguiente, después de cierta instrucción de manejo sobre hielo en los campos cerca de nuestro hotel en Hämeenlinna, nos vamos al gran lago helado para la verdadera diversión.

Todos damos vueltas formando  una figura en ocho. Y alrededor de un corto circuito –tal vez de media milla de largo- hecho de nieve arada del lago. La nieve apilada actúa como barrera anti choque. Es aterradoramente divertido, manejar rápido, y la mayoría de las veces, patinar de lado, sobre el hielo. Es un poco como el snowboarding –siempre al filo de estar en control (o de perderlo)- pero con 500 caballos de fuerza en lugar de la gravedad para impulsarte. Tienes una gran cantidad de poder y muy poco agarre, incluso con las llantas con tachas para la nieve. Si das vueltas (y las darás) no chocarás nada más peligroso o dañino para tu auto que un suave banco de nieve.

Yo conduzco el carro deportivo XKR-S, la más rápida y poderosa máquina que Jaguar fabrica. Irá hasta 186 millas por hora (300 kilómetros por hora). Pero no aquí. Yodos los carros tienen llantas especiales para la nieve, para tener un agarre extra. Las llantas con especificaciones Británicas tendrían tanto aferre sobre el hielo como un par de zapatos de cuero (o sea, resbalarían demasiado).

El objetivo es deslizarse de costado alrededor de las esquinas, justo como un piloto de rally. Tienes que usar hábilmente el pedal del acelerador, el timón de conducción rápido y preciso (durante una maniobra, tus manos vibraran fuerte) y, como dice Tomi, realmente necesitas sentir el carro a través de tu espalda. Lo haces bien y la cola del auto de jalará hacia afuera, lo enderezas para que patine y luego giras rápidamente hacia el otro lado, Torvill y Dean sobre ruedas. O esa es la teoría, en todo caso.

Benedict tiene otro intento, esta vez en el deportivo descapotable Tipo-F, con la calefacción al máximo, el motor V8 rugiendo, las ruedas luchando para adherirse. Enérgicamente va en torno a de las esquinas, derrapa bien, y cuando se detiene, salta del auto –casi resbalando sobre el hielo- y dice, ‘¡Absolutamente asombroso! ¡Increíble! ¡Eso fue la más magnífica diversión!’

Su entusiasmo es palpable ya que las marcas de las llantas quedaron grabadas en el hielo. Y, en una ocasión, en el pedazo que saco de una barrera de nieve (todos también lo hacemos). Su instructor durante doto el programa es el piloto de prueba de Jaguar Gary Palmer. ¿Cómo le fue a Benedict? ‘Él es determinado y te escucha. Ha manejado muy bien. Tiene un don natural’.

Creo que Benedict Cumberbatch estará muy complacido de oír eso.

*(Actualmente, la cuenta @cumberbitches tiene más de 137,000 seguidores)

Fuente

Traducción

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube